Trabajar en Alemania

Última actualización: 18 enero, 2019

Considerada como la economía más grande de Europa, Alemania incrementó su PIB en un 2.2% en 2017 y un 1,5% en el 2018 con respecto al año anterior.

Con una tasa de desempleo menor al 5%, el país se enfrenta actualmente a una dura tarea de integración debido a la admisión de más de un millón de refugiados que ha provocado descontento social especialmente en la zona de Alemania del Este, donde se registran las tasas de desempleo más elevadas del país.

Además, vivir en Alemania, es vivir en uno de los países más desiguales debido a las grandes diferencias existentes entre ricos y pobres.

Trabajar en Alemania

Sectores más relevantes en la economía alemana

En Alemania, 1,3% de la población activa se dedica al sector agrícola. Este sector representa menos del 1% del PIB y recibe subvenciones estatales. Los productos principales son lácteos, cereales, remolacha azucarera y la cría de ganado. Sin embargo cada vez más, los consumidores se decantan por una agricultura más ecológica, lo que está dando lugar a un proceso de desindustrialización del sector.

En cuanto a la contribución del sector industrial, este ha sufrido un decremento en el PIB desde los años 70, disminuyendo en contribuciones que alcanzaban el 51% hasta situarse en un 30%. Sin embargo, gracias a la especialización de ciertos sectores tales como la industria automotriz hacen que Alemania continúe siendo uno de los países punteros en ingeniería.

Más del 70% de la población activa, se dedica al sector terciario y este representa aproximadamente un 70% del PIB.

Cabe destacar que en Alemania existen más de 3,6 millones de Pymes.

Condiciones laborales en Alemania

Antes de empezar nuestra búsqueda de trabajo es necesario conocer un poco acerca del mercado laboral alemán.

El mercado laboral alemán es considerado como uno de los mercados más regulados en Europa. Además de contar con uno de los salarios más elevados, los empleados gozan de numerosos derechos básicos exista o no un contrato laboral. Se trata de un mercado laboral muy jerarquizado, y diseñado principalmente para ser lo más productivo posible.

Para poder acceder al mercado laboral en Alemania, es necesario que tengas los siguientes documentos:

  • Anmeldung (empadronamiento): como ya hemos dicho antes, es importante que te registres en el ayuntamiento de tu ciudad.
  • Permiso de trabajo: al ser ciudadanos españoles, éste trámite es bastante sencillo, ya que este permiso es un derecho europeo.
  • Seguro de salud alemán
  • Sozialversicherungausweis (tarjeta de la Seguridad Social): una vez contrates un seguro de salud alemán, tu compañía aseguradora se encargará de pedir este número por ti. Con esta tarjeta, tendrás derecho a un seguro de jubilación y a tener acceso a las prestaciones por desempleo (tanto en España como en Alemania).
  • Steueridentifikationsnummer (identificación de impuestos): este número lo recibirás automáticamente al registrarte en el ayuntamiento de Berlín. Es imprescindible para que una empresa pueda contratarte
  • Número de cuenta en un banco alemán.

Realizar correctamente una solicitud de empleo es simple, normalmente será necesario presentar un CV así como una carta de presentación muy elaborada, es posible incluso, que en determinadas ocasiones sea necesario adjuntar los títulos universitarios.

La jornada laboral varía entre 38 y 40 horas, dependiendo del convenio que se aplique. Normalmente la jornada laboral no suele exceder de 8 horas diarias, y se tienen 30 minutos de descanso.

El salario mínimo interprofesional está fijado en 1.440€ mensuales lo que asciende a un total de 17.280€ por año, considerando 12 pagas anuales.

En cuanto a las vacaciones, si trabajas 5 días por semana entonces te corresponden 20 días laborales, y 24 días en caso de que trabajes 6 días. Una vez hayas trabajado 6 meses tienes derecho a recibir las vacaciones acordadas.

Trabajar en Alemania sin saber Alemán

No obstante aunque ser conocedor del idioma normalmente suele ser requisito imprescindible, existen algunos trabajos no cualificados a los que puedes optar si tienes un buen nivel de inglés. Es el caso de los minijobs, donde cobras alrededor de 415€ por unas 15 horas laborales aproximadamente. El problema es que no cotizas en la seguridad social y el seguro médico suele correr de tu cuenta.

Otra forma de trabajar en el país es a través de la formación dual. Consiste en un programa financiado por el Ministerio de Trabajo, que oferta cursos gratuitos de alemán tanto en España como en Alemania y posteriormente ofrece formación retribuida en Alemania. El programa suele tener una duración aproximada de 3 años.
Otro medio es trabajar como profesor de español en Alemania. Una de las academias mas famosas es Berlitz, y la hora suele estar pagada a 18€.

Los medios más útiles para encontrar trabajo en Alemania son tanto los portales de internet, a través de la sociedad Eures, así como agencias de trabajo denominadas Arbeitsämter una vez hemos realizado nuestra mudanza a Alemania.