Sistema Fiscal en Holanda

Mudarse a Holanda es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Considerado como uno de los mejores lugares para vivir, es uno de los países miembros de la Unión Europea y actualmente cuenta con una economía muy estable y unas políticas fiscales que incluyen tipos impositivos que se encuentran por debajo de la media comunitaria. En esta sección encontrareis información básica sobre el sistema fiscal en Holanda.

Recibe 5 presupuestos de mudanza gratuitos
¡Comienza a ahorrar hoy mismo!

Impuesto sobre la renta de las personas

Cualquier persona que reciba un ingreso en Holanda debe pagar el impuesto sobe la renta. Este impuesto es muy parecido al IRPF español. En Holanda, es el empleador el que debe retener el impuesto sobre el salario del trabajador y pagarlo a la Administración Tributaria holandesa (Bestantingdienst)

Ahora bien, en el caso de Holanda, la tasa sobre la renta también tiene carácter progresivo de manera que los ingresos por propiedad y trabajo se gravan de la siguiente manera:

  • Para ingresos entre 0 – 19.822€: gravan con una tasa del 8,3%.
  • Ingresos comprendidos entre 19.822 – 33.589€: se le aplica una tasa del 13,85%.
  • Ingresos entre 33.589 – 55.585€: el tipo de gravamen aplicable es del 42%.
  • Ingresos de más de 57.585€: se aplica una tasa del 52%.

Los ingresos por empresa gravan una tasa del 25% mientras que los ingresos obtenidos por el ahorro y la inversión están sujetos a una tasa del 30%.

Si trabajamos en Holanda, debemos tener en cuenta que se distinguen 3 categorías en función de donde provenga el ingreso.

  • Categoría 1: incluye las rentas generadas por ganancias, empleo y propiedad de vivienda. Dentro de esta categoría encontramos por tanto; salarios, pensiones y prestaciones sociales entre algunos otros.
  • Categoría 2: incluye la renta por interés sustancial de una empresa.
  • Categoría 3: en esta categoría se incluyen las rentas imponibles del ahorro y la inversión.

Hemos de tener en cuenta que al ser extranjero, solamente se aplica a determinados ingresos generados en los Países Bajos como aquellos beneficios que estén relacionados con bienes inmobiliarios ubicados en los País Bajos y los derechos por participación remunerada en beneficios netos de empresas residentes en el país.

¿Pensando en mudarte a los Países Bajos? ¡Vamos a hacerlo realidad!
Si haz estado pensando en echarle una visita un poco permanente a los Países Bajos, no eres el único. 😉 Para prepar tu mudanza a Holanda como todo un profesional, no dudes en consultar nuestra detallada guía de mudanzas -tan solo tienes que hacer clic en el botón a continuación.
¡Sí, quiero más información!

Impuestos sobre las sociedades

La tasa estándar del impuesto de sociedades, tiene carácter progresivo y se estructura de la siguiente manera:

  • Ingresos imponibles hasta 200.000€: se aplica una tasa del 20%.
  • Ingresos imponibles sobre 200.000€: se aplica una tasa del 25% al excedente.

Hay que tener en cuenta que existen distinciones en función de si se trata de una empresa local o extranjera. Aunque ambas están sujetas al IVA, las sociedades extranjeras tienen la opción de hacer una declaración en papel y no existe ninguna tasa especial para empresas extranjeras.

Sistema Fiscal en Holanda

Impuestos al consumo

Lo que en España conocemos como el IVA, en Holanda se denomina BTW «Belasting Toegevoegde Waarde”.

  • La tasa estándar asciende a un total del 21%.
  • La tasa reducida sin embargo, esta es del 6% para alimentos, medicamentos, suministros de agua, equipos médicos, hostelería, libros y periódicos y obras de arte.
  • La tasa 0 se aplica para productos exportados, aeronaves y navíos destinados a transporte internacional.

Quedan exentos del impuesto los servicios médicos y educativos, las transacciones bancarias y de seguros, los servicios postales, la radiodifusión no comercial y los servicios de periodistas, compositores y escritores.

¿Cómo evitar la doble imposición en Holanda?

Existe un Convenio de Doble Imposición entre España y Holanda, por el cual se evita pagar impuestos dos veces. Gracias a este convenio, si trabajas en Holanda y recibes tu salario en el mismo país, sólo tendrás que pagar impuestos sobre tu renta en holanda en vez de en España. Aquí puedes leer el Tratado de Doble Imposición España – Holanda. Además, te mostramos los ejemplos más comunes e importantes en los que este convenio está presente:

  • Impuesto sobre la renta (De inkomstenbeasting)
  • Impuesto sobre los salarios (De loonbelasting)
  • El impuesto sobre sociedades (De vennnootschapsbelasting)
  • El impuesto sobre los dividendos (De dividendbelasting)
  • El impuesto sobre el patrimonio (De vermogensbelasting)

¡Importante para Expats!

Existe una ventaja fiscal para aquellos que viven en Holanda y trabajan en terriotorio nacional, que consiste en una exención fiscal del 30% de tu salario si eres empleado extranjero y cumples determinados requisitos, como por ejemplo cumplir requisitos sobre campos muy específicos o muy poco accesibles en el mercado laboral y contar con un salario 36.705 EUR o 27.901 EUR en el caso de empleados que hayan cursado un Máster.

Declaración de impuestos

En Holanda el año fiscal empieza el 1 de Enero y termina el 31 de diciembre.

Es a partir de Febrero, cuando los ciudadanos reciben las declaraciones de impuestos. La misma se puede presentar de manera online a través de la página web de la Administración Tributaria – Belastingdienst. El único inconveniente es que el programa únicamente se encuentra disponible en holandés.

¿Buscas más información que te ayude planificar tu mudanza a Holanda? Si es así, te recomendamos que consultes los enlaces que aparecen a continuación –¡te serán de gran ayuda!