Sistema Sanitario en Francia

Según la Organización Mundial de la Salud, el sistema sanitario en Francia, es uno de los mejores sistemas europeos, debido a la excelente calidad de los cuidados que se proporcionan a los pacientes. Aquí puedes encontrar información sobre cómo funciona este sistema antes de realizar mudanzas a Francia.

Funcionamiento del Sistema Sanitario en Francia

En Francia, todos los ciudadanos tienen derecho al acceso a la Seguridad Social Básica.

Si cuentas con la Seguridad Social Francesa, entonces automáticamente todos tus dependientes menores de 20 años así como tu pareja quedan cubiertos a menos que se consideren independientes. Normalmente, la Seguridad Social Francesa, solo ofrece cobertura básica, por ello, es recomendable tener un seguro médico privado que complemente el resto de servicios.

En muchas ocasiones, cuando se trata de personas sin recursos, el seguro complementario es de carácter gratuito y se denomina CMU-complementaria. También existe una Ayuda Médica del Estado, que pueden solicitar aquellas personas con recursos escasos y que todavía no poseen un permiso de residencia.

Ambos junto con los Servicios permanentes de atención sanitaria (PASS, Permanences d’accès aux soins de santé), permiten recibir atención sanitaria de manera gratuita en médicos, hospitales y dentistas.

sistema-sanitario-en-francia

Cobertura del Sistema Sanitario en Francia

Dentro del sistema de la seguridad social francesa, podemos encontrar dos tipos de régimen:

  • Régimen General: para trabajadores asalariados no agrícolas y funcionarios.
  • Régimen especial: para estudiantes, jubilados, autónomos, etc.

Sin embargo, independientemente del régimen, toda la población francesa queda cubierta.

Si eres estudiante extranjero y deseas hacerte un seguro privado los seguros más conocidos son:

  • La LMDE (La Mutuelle des Étudiants)
  • EmVia

Tanto si eres asegurado o beneficiario, la protección social se garantiza a través del médico de la seguridad social denomiando l’Assurance maladie. Este tipo de seguro, reembolsa de manera parcial o total los gastos incurridos debido a consultas médicas, estancias hospitalarias, e incluso es posible que el asegurado reciba indemnizaciones en concepto del salario perdido en caso de necesitar una baja laboral.

Ahora bien, dentro de este seguro médico podemos encontrar diferentes categorías:

  • Seguridad social básica: todos los ciudadanos que vivan de manera regular en el país al menos 3 meses tienen derecho a la misma.Normalmente funciona de la siguiente manera; cuando se realiza una consulta médica, ha de abonarse la totalidad del coste y posteriormente la seguridad social suele reembolsar 2/3 de los gastos excepto en el caso de las lentes o prótesis dentales.Sin embargo, en algunos centros es posible hacerse cargo solamente de 1/3 de los costes presentando el documento que prueba que estas afiliado a la seguridad social.
  • PASS – Servicios permanentes de acceso a la atención Sanitaria (permanences d’accès aux soins de santé): está dirigido a aquellas personas que no están afiliadas en el servicio de la seguridad social ni tienen un médico privado y necesitan atención médica de manera urgente. Según la Ley francesa, todos los hospitales públicos deben ofrecer este servicio de manera gratuita.

Normalmente tanto el coste de los medicamentos como el de las visitas médicas deben ser abonadas por el paciente. No obstante posteriormente serán abonados por el estado. Es por ello, que, para poder evitar el pago muchos franceses acaban haciéndose un seguro privado.

Los enfermos crónicos, minusválidos, embarazadas y personas con escasos recursos económicos están exentos del pago.

Además en Francia, se permite la libre elección de médico y hospital, lo que genera un aliciente al personal para estar en constante evolución y crecimiento.