Sistema Sanitario en México

Última actualización: 25 julio, 2019

En cuanto al sistema sanitario en México, el acceso a la sanidad es gratuito, no obstante presenta deficiencias notables debido al gran número de habitantes. Por ello, es realmente aconsejable contar con un seguro médico privado antes de realizar mudanzas a México.

Actualmente el sistema de salud en México, está comprendido por dos sectores diferentes. El público y el privado. El sector privado comprende a las compañías aseguradoras y los prestadores de servicios que trabajan en consultorios, clínicas y hospitales privados, incluyendo a los prestadores de servicios de medicina alternativa.

Beneficiarios del Sistema Sanitario Gratuito en México

El acceso a la sanidad es de carácter universal y gratuito, de manera que todos los mexicanos tienen derecho a la atención médica. Sin embargo, podemos diferenciar 3 grupos en función de las características de cada individuo y que determinará el tipo de atención que se va a recibir:

  • Grupo 1: trabajadores asalariados, los jubilados incluyendo sus familias;
  • Grupo 2: autoempleados, trabajadores del sector informal, desempleados y personas que se encuentran fuera del mercado de trabajo, incluyendo sus familias
  • Grupo 3: la población que puede acceder a un seguro.

En el caso del grupo 1, estos están cubiertos por el sistema de la IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) y cuenta con su propio personal. Aproximadamente el 80% de la población se encuentra bajo este régimen.

Un 18% de la población se encuentra cubierto por el ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado).

sistema-sanitario-en-mexico

Seguros de Salud Privados en México

Ahora bien, por otra parte encontramos el seguro popular en México, que se destina a todos aquellos que no están afiliados ni al IMSS ni al ISSSTE. Este pretende ofrecer un servicio de calidad. Sin embargo hay que cumplir determinados requisitos:

  • Ser residente del territorio nacional.
  • No tener derecho a pertenecer a ninguna institución que proporcione seguridad social.
  • Cubrir la cuota familiar cuando corresponde.

Los documentos que se requieren son:

  • Presentar un comprobante con la dirección del domicilio donde se habita con una antigüedad máxima de 2 meses.
  • Certificado de nacimiento propio y de todos los miembros de la familia.
  • Identificación oficial con fotografía de la persona titular de la familia
  • Si se es estudiante en edad comprendida entre los 18 y 25 años de edad, se debe de presentar una prueba de estudios.
  • Para tramitar el seguro popular para embarazadas deben de llevar un comprobante del diagnóstico de embarazo.

El precio del mismo dependerá de cada situación familiar pudiendo estar completamente cubierto y pueden beneficiarse los cónyugues, la pareja en unión libre, los hijos menores de edad o solteros hasta los 25, los padres siempre y cuando tengan una edad mayor de 64 años, dependan económicamente de la familia inscrita y residan en la misma vivienda, así como cualquier persona dependiente de la familia menor de edad o discapacitado aunque no existan lazos familiares.