Sistema Fiscal en Francia

Si queremos realizar mudanzas a Francia debemos tener en cuenta que el sistema fiscal en Francia difiere en algunas cosas respecto a España y por ello es importante leer atentamente el siguiente artículo.

El sistema fiscal francés se caracteriza por ser territorial, de manera que tanto los ingresos de los residentes como no residentes están sujetos a impuestos. Lo mismo ocurre con las ganancias de las compañías de origen francés. Sin embargo, aquellos ingresos que se hayan generado en territorio no francés, no están sujetos a impuestos.

Sistema Fiscal en Francia

Sistema Fiscal en Francia

Comenzaremos con el impuesto sobre la renta. En este caso es de carácter progresivo, lo que implica que la cantidad retenida es directamente proporcional a nuestro nivel de ingresos anuales. Es decir a cuanto más salario, más retención. A continuación encontramos los porcentajes:

  • Para un sueldo 9,700.00 € la tasa es del 0%, es decir no hay retención.
  • Entre 9,700.00- 26,791.00 € hay una tasa de retención del 14%.
  • Entre 26,791.00 – 71,826.00€ la tasa asciende a un 30%.
  • Entre 71,826.00 – 152,108.00€ una tasa del 41%.
  • Por encima de € 152,108.00 la tasa es del 45%.

En el caso de ser extranjero, Francia pretende atraer inversiones extranjeras, de manera que existen diversos beneficios en lo referente a las cotizaciones en salud y las cotizaciones para pensiones.

Impuesto sobre el patrimonio

En el caso de los ingresos generados por la venta de bienes inmuebles también están sujetas a retención. En el caso de que el precio de vnta sea inferior a 15.000€, entonces quedarán exentas. En caso de producirse la venta por un valor superior, entonces serán gravados con una tasa del 19%, así como un recargo de seguridad social para aquellos residentes franceses que asciende hasta un 15,5%.

Se considera como ingreso ordinario aquellos derivados de una venta de objetos no comerciales o de activos mobiliarios y se considera como un ingreso de negocio, los procedentes por la venta de un negocio.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

En el caso del IVA en Francia, la tasa estándar asciende a un total del 20%.

Ahora bien podemos encontrar la tasa reducida en los siguientes casos:

  • Tasa reducida del 10% en el caso de la comida para llevar, transporte de pasajeros, determinados productos farmacéuticos, productos agrícolas etc.
  • Tasa reducida del 5,5% para energía, electricidad y gas. Además de actos culturales como el cine, teatro y conciertos, material o vivienda destinada a personas con discapacidad.
  • Tasa reducida del 2,1% para medicamentos reembolsados por la seguridad social.

Ahora bien, también existen exenciones de impuesto entre las cuales encontramos:

  • Exportaciones dirigidas a países no miembros de la UE.
  • Suministro de medicamentos.
  • Educación y formación.
  • Servicios financieros y de seguros.

Declaración de la renta en Francia

Ahora bien, toda persona que sea mayor de 18 años y se encuentre en una de estas situaciones, tiene la obligación de hacer la declaración.

  • Eres residente permanente en Francia, o bien vives en el país más de 6 meses al año.
  • Ejerces una actividad profesional principal en el país.
  • La sede de tu negocio se encuentra ubicado en Francia.

Es necesario tener en cuenta que todos aquellos que sus ganancias no superen el mínimo para pagar impuestos, también están obligados a hacer la declaración de la renta. Estos son denominados “non imposables”

Normalmente solo se hace una declaración por hogar, incluso los hijos independizados pueden realizar la renta conjunta con sus progenitores.

Es necesario hacer una declaración por persona en el caso de estar casados con separación de bienes y que actualmente no compartan viviendas, personas separadas o personas que viven en unión libre.

Si vamos a realizar la declaración de la renta por primera vez, entonces debemos acudir al centro de impuestos más próximo a nuestro domicilio y pedir el formulario para poder rellenar. Normalmente la declaración de la renta suele realizarse durante el mes de mayo de cada año.

¿Qué ingresos se declaran?

Los ingresos que se declaran se dividen en:

  • Salarios, pensiones de jubilación y ayudas del paro.
  • Ingresos de inversiones financieras Ingresos diversos.
  • Beneficios industriales y comerciales.
  • Beneficios no comerciales de profesiones liberales y similares y agrícolas.
  • Rentas de la propiedad

¿Qué ingresos no se declaran?

  • Ayudas familiares legales
  • Ayuda a la familia por contratar una asistente maternal oficial y la ayuda de garde d’enfant à domicile.
  • Ayudas de la RSA, excepto el RSA complément d’activité que ha de declararse.
  • Los intereses generados en libretas de ahorro, libreta joven etc.

Como novedad, las autoridades francesas permiten a todos aquellos que tengan un teléfono móvil con uno de estos sistemas operativos; iOS, Android y Windows, hacer la declaración de la renta a través de una aplicación. A través de la misma, no solo se puede realizar la declaración de la misma, si nó que además es posible llevar a cabo el pago de los mismos. También te brinda información acerca de los plazos y del resultado de la declaración.