Keukenhof, el jardín de Europa.

2 mayo 2017, Paula Úbeda

Por fin los días son más largos, hay más horas de sol y puedes percibir como Holanda cambia de color. La gente es más sociable y las terrazas están llenas. ¡Por fin ha llegado la primavera a Holanda! Los holandeses están muy orgullosos de su país, y sobre todo de uno de sus símbolos nacionales, los tulipanes. El comienzo de la primavera se celebra cada año con el comienzo de la temporada de los tulipanes del Keukenhof, un gran jardín con más de 7 millones de tulipanes en el que puedes pasear y dejarte envolver por la magia holandesa.

Keukenhof

Tengo la suerte de vivir en Rotterdam, por lo que visitar el Keukenhof era algo casi obligatorio. Este jardín es una de las principales atracciones turísticas de Holanda y el parque floral más grande y conocido del mundo. Se encuentra muy cerca de Amsterdam, en una pequeña localidad llamada Lisse, por lo que es fácil llegar tanto en bus como en coche.

Su nombre tiene un toque del humor holandés, ya que significa “jardín de La Cocina” y se dice que fue la noble Jacoba de Baviera la que bautizó este jardín en el siglo XV al reconocer el olor de La Cocina de su palacio con el olor del jardín de tulipanes.

Nada más entrar por la puerta principal ya te puedes hacer una idea de lo que te espera dentro: un jardín que parece sacado de un cuento. Puedes pasearte entre un mar de flores, disfrutando del espectáculo que ofrecen los tulipanes y otras flores, repartidos ordenadamente por todo el jardín. Es muy curioso, ya que cada año el Keukenhof tiene un tema central, por lo que cada año tiene un aspecto totalmente distinto. Este año el tema central es “Diseño holandés”, el cual se caracteriza por su sobriedad combinada con soluciones innovadoras.

Keukenhof

Keukenhof cuenta con 7 jardines distintos, cada uno con un diseño especial que es rediseñado cada año. Además, el jardín se divide en cuatro grandes áreas, las cuales tienen los nombres de los miembros de la familia real holandesa de los Oranje: Oranje Nassau, Willem Alexander, Koningin Beatrix y Koningin Juliana.

Si estás pensando en visitar Keukenhof tienes que darte prisa, ya que solo abre durante los meses de abril y mayo para coincidir con la temporada de los tulipanes. El resto del año, Keukenhof permanece cerrado. De todas formas, conocer la fecha exacta de apertura de los jardines es prácticamente imposible, ya que depende completamente de las condiciones climáticas de ese año. Si el invierno es muy frío, es probable que la temporada de los tulipanes se retrase, por lo que Keukenhof estará abierto durante menos tiempo.

Keukenhof

Mi experiencia ha sido muy buena, por lo que recomiendo que visites los jardines de Keukenhof en abril, especialmente durante la segunda quincena de abril. Así te aseguras de que todos los tulipanes han florecido y que, con suerte, el tiempo ya habrá empezado a mejorar.

La duración de la visita depende de cada uno, pero como mínimo necesitarás 3 horas para recorrer los jardines con calma y disfrutar de su belleza. Además, Keukenhof no sólo tiene flores, también tendrás la oportunidad de entrar un un molino de viento y contemplar los campos de tulipanes desde las alturas.

Llegar a Keukenhof es muy fácil, ya que puedes utilizar tanto el autobús público como autobuses privados. Puedes obtener más información sobre el transporte hasta Keukenhof aquí. Si decides utilizar el transporte público estas son las opciones:

  • Autobús 58 desde el aeropuerto Schiphol.
  • Autobús 54 desde Leiden Central.
  • Autobús 89 desde La Haya Central.
Comparte este artículo: